Cinco consejos (de mujeres) para el gobierno de las empresas

Siete mujeres del equipo profesional de Vento Abogados & Asesores plantean cinco consejos a las empresas para mejorar las tareas de gestión y dirección
El 80% de la plantilla de Vento Abogados & Asesores está formada por mujeres

Corresponsabilidad, eficiencia, creatividad, empatía… Siete profesionales del equipo de Vento Abogados & Asesores reflexionan sobre los valores que la mujer aporta a las tareas directivas

El talento no tiene género. Y el futuro, hay consenso alrededor de esta idea, es para las empresas que adoran el talento. Que lo seducen. Que lo tratan como un activo estratégico. Si damos por válida esta premisa, que lo es, renunciar o minusvalorar todo lo que puede aportar la mitad de la fuerza laboral, la que representan las mujeres, parece una mala idea. Trasladar este valor añadido a la dirección, a la gestión, es uno de los retos fundamentales que hoy tiene el tejido empresarial. Por eso queremos ayudarles a reflexionar sobre este asunto. Y regalarles cinco consejos [de mujeres] para el gobierno de las empresas.

Es este un artículo especial. Elaborado con las aportaciones de siete de las más de medio centenar de profesionales de Vento Abogados & Asesores. Mujeres con perfiles y responsabilidades diversas, todas extraordinariamente competentes en sus campos de actuación. Ellas son Victoria Picatoste, Zaida Pérez, Catarina Capeáns, María Gramary, Irene Deus, Begoña Prestes y Chus Pérez.

El punto de partida de su reflexión sitúa a las propias mujeres en el centro de la cuestión. En la necesidad imprescindible de que se impliquen, dando un paso al frente, en las organizaciones de las que forman parte.

«Tenemos que tomar conciencia de que nosotras, las mujeres, somos la otra mitad. Durante muchos años invisibles en el devenir de las empresas, pero cada día más empoderadas y fuertes. Sobre todo, debemos saber que gracias a esa fuerza se sostienen la mayor parte de las empresas de este país», concluyen al unísono.

Llegados a este punto, todas coinciden en que el siguiente salto es participar en el gobierno de las empresas. Con diferencia, la gran asignatura pendiente del tejido empresarial español.

Se apoyan, en este sentido, en la capacidad de empatía y la asertividad que demuestran las trabajadoras en su día a día. Un activo de incalculable valor si se traslada a la dirección de empresa.

Sea como fuere, el espíritu de estas reflexiones es aportar. Ir al grano. Por lo que se han detenido en elaborar varios consejos prácticos que las empresas deberían tener presentes si quieren hacer un aprovechamiento óptimo del talento a su alcance.

Estas son sus propuestas:

1. Selecciona a una persona. No a un hombre ni a una mujer. A una persona eficiente, con capacidad de organización y responsabilidad. En esto, las mujeres tenemos una enorme ventaja.

2. Evita el presentismo en el puesto de trabajo. Este vicio tan extendido genera tiempos muertos y favorece la no productividad y menor rentabilidad. Y sobre todo, y por encima de todo, la no conciliación. Las mujeres somos capaces de organizar nuestro tiempo de una forma muy eficiente.

3. Es la hora de hablar de conciliación anudándola a la corresponsabilidad. No podemos asociar conciliación a la mujer. Tenemos que crear herramientas en las empresas para que hombres y mujeres sean corresponsables en la crianza de sus hijos.

En este sentido, no estigmaticemos la solicitud de permisos para el cuidado de familiares por parte de los hombres. La empresa que trabaja por la igualdad no es aquella que ofrece conciliación a sus trabajadoras con cargas familiares, sino aquella que se la ofrece a toda su plantilla.

4. Para captar talento, facilita el desarrollo de las personas trabajadoras independientemente de su sexo. Las mujeres queremos seguir formándonos cada día sin perder nuestra identidad. Para posicionarte como empresa, necesitas contar con mucha creatividad y empatía, dos cualidades que nos significan especialmente.

5. Favorece siempre la propia responsabilidad en el puesto de trabajo. Las personas que cuentan con responsabilidades personales son las que mejor saben responsabilizarse en su puesto de trabajo. Y por tanto, merecen que les demos oportunidades.

Cinco consejos [de mujeres] para el gobierno de las empresas. Un recetario tan simple como eficaz para mirar hacia el futuro con optimismo.

No lo olvides. La ecuación es simple: la igualdad es crecimiento, innovación, competitividad. El sueño de cualquier empresa.

Descubra nuestro trabajo en http://vento.es/

Visítenos en nuestra sede en A Coruña y Vigo.