¿Puedo aceptar una oferta de trabajo de la competencia?

Variables como la no concurrencia o los pactos de exclusividad resultan decisivos al valorar aceptar una oferta de trabajo de la competencia
Entran en juego diversas variables para dictaminar si un trabajador puede aceptar una oferta de trabajo de la competencia

En cierto modo, es el sueño de cualquier profesional. Llamar la atención y recibir una oferta de trabajo de la competencia. Ahora bien, aceptarla o no ha de ser el resultado de un proceso de estudio en el que se deben analizar diversas variables.

¿Puedo aceptar una oferta de trabajo de la competencia?

A menudo, cuando un trabajador recibe una oferta de trabajo de la competencia, se pregunta si puede aceptar la propuesta de la compañía. O si, por el contrario, existe alguna limitación legal para ello.

Para resolver dicha cuestión se han de examinar los pactos firmados con la empresa, ya que algunos de ellos limitan el derecho al trabajo.

La primera de estas limitaciones, y la más importante, es el pacto de no concurrencia. Se trata de una obligación que todo trabajador tiene y que consiste en la prohibición de prestar servicios para una empresa competidora durante su relación laboral.

En caso de incumplimiento de esta obligación, el trabajador podrá ser objeto de un despido disciplinario.

Prestar servicios en cualquier tipo de empresa

El segundo de los elementos a tener en cuenta es el pacto de exclusividad. Este prohíbe al trabajador prestar servicios en cualquier tipo de trabajo independientemente del sector al que pertenezca el segundo empleo.

Por último, el pacto que limita la aceptación de una oferta de trabajo de la competencia es el pacto de no competencia postcontractual.

Se trata de un pacto que debe estar expresamente regulado y firmado por el trabajador. No podrá tener una duración superior a dos años para los técnicos y de seis meses para el resto de trabajadores.

Además, para que dicho pacto resulte válido el empresario debe tener un efectivo interés industrial o comercial y debe abonar al trabajador una compensación económica adecuada por la limitación de su derecho al trabajo.

Así pues, si el trabajador no ha firmado un pacto de no competencia postcontractual, podrá aceptar una oferta de trabajo de la competencia sin temor a incurrir en algún ilícito.

Cosa distinta es que dicho trabajador extraiga información técnica, listados de precios o clientes y se los facilite a su nuevo empleador.

En tal caso, podría entenderse que dicha actuación es constitutiva de un delito de revelación de secretos de empresa tipificado en los artículos 278 y 279 del Código Penal.

Descubra nuestro trabajo en http://vento.es/