¿Se pierden las vacaciones cuando el trabajador está de baja?

¿Si coinciden con una baja se pierden las vacaciones? ¿Se pueden disfrutar a posteriori? ¿Se tiene derecho a una contraprestación económica?
No se pierden las vacaciones si coinciden con una baja médica

Con la sexta ola de covid marcando máximos de contagios, son muchos los trabajadores que están de baja. Esto ha elevado el número de personas interesadas por saber si se pierden las vacaciones cuando éstas coinciden en el tiempo con la baja.

Ignacio E. Alén, abogado del equipo de Laboral y Seguridad Social de Vento Abogado & Asesores, disecciona el marco legal y una reciente sentencia del TSJUE en el consultorio laboral de La Voz de Galicia. Para responder a una pregunta importante para miles de empleados:

¿Se pierden las vacaciones cuando el trabajador está de baja?

En el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores (ET), se regula el derecho de los trabajadore/as a disfrutar de las vacaciones cuando las mismas coincidan en el tiempo con una incapacidad temporal. Dependiendo del origen de la incapacidad temporal es posible disfrutar de vacaciones en cualquier momento posterior o antes de que transcurran 18 meses desde el final del año en el que se generaron.

Caso distinto son las situaciones derivadas de embarazo, parto o lactancia natural, o suspensión del contrato por maternidad, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento. En estos casos el trabajador/a tiene derecho a disfrutar las vacaciones en fecha distinta a la de la incapacidad temporal o la del disfrute del permiso que le correspondiera, al finalizar el período de suspensión, aunque haya terminado el año natural a que correspondan.

¿Se pierden las vacaciones si finaliza el contrato?

¿Y si no se pueden disfrutar las vacaciones porque se acaba el contrato? ¿Se pierden las vacaciones? ¿Se adquiere algún derecho?

En esa situación se genera el derecho al pago de las vacaciones correspondientes a los días no disfrutados. El derecho a reclamar el pago, por las vacaciones anuales que no se hubieran podido disfrutar efectivamente, no se origina hasta que se produce la extinción contractual, por lo que el trabajador/a tendría un plazo de un año para solicitar el abono de las vacaciones no disfrutadas desde la extinción del contrato.

En este tema hay que citar una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea (TJUE), de fecha 9 de diciembre de 2021 (C-217/2020), en la que se determina que no es conforme al Derecho de la Unión Europea el exigir para el devengo de la retribución por vacaciones anuales el haber trabajado a tiempo completo.

Por tanto, el Tribunal concluye que la normativa comunitaria debe interpretarse en oposición a las normativas y prácticas nacionales. En virtud de las cuales, para determinar el importe en concepto de vacaciones anuales retribuidas de un trabajador que ha estado de baja, se tienen en cuenta la reducción (de la incapacidad laboral) del importe de la retribución que percibió durante el período de la situación de baja.

Descubra nuestro trabajo en http://vento.es/